En materia de salud, todas las garantías son pocas, y los futuros pacientes necesitan contar con puntos que apoyen sus decisiones. Es por eso que…

Vivimos en una época claramente audiovisual, y la medicina estética no puede quedarse atrás en esta tendencia.

Para conseguir más pacientes sin morir en el intento te tocará adaptar los medios a través de los cuales llegas a tu público objetivo.

Expande tu radio de acción y añade canales en los que puedas mostrar de manera más efectiva tus servicios con la finalidad de que más pacientes potenciales te conozcan como profesional en tu área y que puedes solucionar sus dudas.

El vídeo marketing es una posibilidad al alcance de cualquiera y, realizado con profesionalidad y medios, es una garantía de que el mensaje que queremos transmitir llegará a más pacientes de forma directa y clara.

Mostrar los servicios y productos que tu clínica ofrece a través de vídeo márketing con ejemplos prácticos, es una forma excelente de posicionar positivamente tu marca personal o institucional, muy por encima de otros esfuerzos de márketing basados en folletos o de los anuncios en papel.

Es más, dado el auge de estos nuevos medios, estas inversiones tenderán a rentabilizar muy bien a la hora por los resultados y todo basado en como conseguir mas pacientes sin morir en el intento.

Lo que debes de mostrar en tus presentaciones de vídeos:

  • Las instalaciones de tu centro,
  • El entorno  en donde está ubicado
  • Y por supuesto, las intervenciones que realices.

“Si es bueno el dicho que dice que una imagen vale más que mil palabras, entonces

un buen vídeo sin lugar a dudas vale mucho más que mil imágenes.”


Los pacientes creen en los doctores, pero es creciente la cantidad de ellos que consultan en Internet  y son muy receptivos a la hora de visionar contenidos audiovisuales de calidad con información relevante sobre sus dudas en materia de salud en general y de cirugía estética.
Uno de los puntos clave es la cercanía y el grado de empatía que se puede alcanzar con este soporte, y que siempre invita al usuario a querer conocer más sobre el producto.
Se trata de una forma de como conseguir más pacientes potenciales, y de hacer que se decanten por nuestra clínica de medicina estética gracias al punto de diferenciación que otorga una presentación en vídeo personalizada, que realce y subraye los puntos fuertes y las especialidades, pudiendo mostrar todo aquello que sólo se puede percibir in situ.
El empeño de las principales marcas es conseguir visibilidad en Internet, convertirse en tendencia para que a la mayor cantidad posible de usuarios les llegue el mensaje final.
En lo que respecta a la cirugía estética, esto se traduce en vídeos corporativos que transmitan a los futuros pacientes la profesionalidad y seriedad de la empresa.
Desde la clínica, se decide al cien por cien la imagen que se quiere transmitir, y los puntos sobre los que se quiere hacer hincapié, de manera que la capacidad para condensar el mensaje y ofrecer seguridad y tranquilidad a los usuarios está garantizado.

En materia de salud, todas las garantías son pocas,

y los futuros pacientes necesitan contar con información de calidad que apoyen sus decisiones.

Es por eso que el marketing médico hecho en vídeo ha ganado terreno en los últimos años, y se seguirá expandiendo: rápido de producir y fácil de asimilar por el usuario final.
Gracias a él se gana un espacio donde no se deja lugar a la interpretación ni a los malentendidos, sino que el mensaje llega de manera directa, clara y diáfana tal y como se desea expresar, sin intermediarios ni contextos negativos que puedan influir.